Pasar al contenido principal
Bienestar laboral

¿Y si en 2023 devolviéramos a las personas al centro de las organizaciones?

eye 88 Publicado en 05 Jan. 2023
¿Y
tag #Consejos RR.HH

En 2022, las empresas se vieron sacudidas por una oleada de retos inesperados: escasez de talento, obsolescencia de competencias, abandono silencioso y trabajo híbrido. Los retos no disminuirán en 2023, ya que las empresas deberán reinventarse a un ritmo sin precedentes para evolucionar con éxito y seguir siendo competitivas.

Estos retos no podrán ser superados sin el verdadero factor de éxito que son: las personas  superar estos retos sin su verdadero factor de éxito: las personas. ¿Devolver a las personas al centro de las organizaciones? Este es un gran reto para 2023.

Veamos algunas formas de conseguirlo.

Los empleados y los RRHH sobre todo son humanos 

En primer lugar, hablar del ser humano es reconocer las cualidades inherentes a la persona: sus necesidades, sus motivaciones, su personalidad, sus emociones, sus aspiraciones, sus miedos, sus dudas. Todas estas sutilezas que se ocultan tras nuestras capacidades cognitivas y de comportamiento deben tenerse en cuenta en la gestión de los recursos humanos.

Además, los DRH y RRHH están bien convencidos de su papel, que es ante todo cuidar de las personas. Por desgracia, esta función queda a menudo relegada por los procesos administrativos, la falta de tiempo, los requisitos legales y otras prioridades.  
El personal de RRHH también necesita apoyo, formación y más competencias, para que pueda centrarse en su cometido principal. 

Por lo tanto, aconsejamos la posibilidad de cuidar de sus empleados poniendo en marcha actividades y procesos centrados en su bienestar mental y emocional. Empiece por comprender quiénes son sus empleados fomentando las evaluaciones psicométricas y las sesiones periódicas de feedback. 

Seguramente conoce la pirámide de Maslow, que jerarquiza las necesidades del individuo indica que: En primer lugar se encuentran las necesidades básicas, seguidas por las necesidades psicológicas y, por último, las necesidades de reconocimiento y de autorrealización

Mucho más que sesiones de yoga, futillo y canastas de fruta, el apoyo humano promueve una cultura organizativa basada en el desarrollo de los empleados y la valorización de sus funciones

El ser humano es capaz de aprender a lo largo de toda la vida

La neurociencia ha demostrado claramente que el cerebro tiene una gran capacidad para adaptarse a las exigencias de su entorno, para que siga evolucionando y aprendiendo a lo largo de toda la vida. 
Durante el periodo de aprendizaje, es la propia estructura del cerebro la que cambia, ya que se crean  nuevas conexiones entre neuronas.

Esta sorprendente "plasticidad cerebral" supone una auténtica revolución en nuestra comprensión del ser humano. Y, sin embargo, la mayoría de las empresas no lo aprovechan.
Es una lástima, porque entender cómo funciona el cerebro es la base de todos los procesos de aprendizaje y de la adquisición de competencias blandas. 

Si las empresas están dispuestas a gastar enormes sumas de dinero en formación, les interesa menos la forma en que se imparte esta formación o la evaluación de las necesidades previas. La mayoría de los cursos de formación no están adaptados al funcionamiento de nuestro cerebro, suelen ofrecer demasiada información en poco tiempo o se imparten de una forma que no se adapta al alumno. 

¿Sabía  que la evaluación de intereses mediante el famoso modelo RIASEC permite identificar seis diferentes estilos de aprendizaje? Descubrir su estilo de aprendizaje le permite invertir mejor en un programa de formación que tenga sentido para usted. Esto ayuda a activar las palancas motivacionales adecuadas y garantiza el éxito del aprendizaje.

Al invertir en programas de formación adaptados a los intereses de los empleados, las empresas no sólo pueden mejorar sus competencias, sino también contribuir a su bienestar ofreciéndoles nuevas oportunidades de desarrollo personal y profesional.

Salud mental y bienestar ante todo 

Ser capaz de prosperar en el trabajo se ha convertido en una preocupación clave.
Con los retos e incertidumbres sanitarios de los últimos años, se ha hecho más que necesario velar por la salud y el bienestar de los empleados.

Sentirse bien en el trabajo implica varios factores: el interés del trabajo, el ritmo de trabajo, la relación con los compañeros, el entorno laboral, la seguridad, el reconocimiento.
Como ya se ha dicho, uno de los factores más importantes es el interés por el trabajo. Los empleados de hoy en día buscan un sentido a su trabajo y realizarse a través de tareas estimulantes. Necesitan sentirse útiles, ser reconocidos y recompensados por sus esfuerzos. 

Por tanto, la aplicación de una política de bienestar puede contribuir a la realización de los empleados, mejorar el ambiente de trabajo y aumentar implícitamente el compromiso. 

Lo primero que hay que hacer es recabar la opinión de los empleados sobre sus expectativas, su nivel de satisfacción, las situaciones de trabajo que son fuente de tensión, etc. Esto puede hacerse mediante evaluaciones de la motivación, del entorno laboral y de la calidad del trabajo.

Esto puede hacerse mediante evaluaciones de la motivación o encuestas de satisfacción. Como el interés y la motivación son buenos predictores de cómo una persona afronta el estrés, es esencial saber exactamente qué motiva a sus empleados. 
Luego es cuestión de generar confianza, hablar con los empleados y encontrar soluciones juntos.

Esto puede hacerse mediante simples estímulos, como hacer pausas regulares, o mediante acciones más desarrolladas, como programas de gestión del estrés y apoyo psicológico, formación en gestión emocional, etc.

Para concluir, la gestión de los recursos humanos debe centrarse esencialmente en el ser humano y tener en cuenta las necesidades, emociones y aspiraciones de las personas implicadas. Mantener el compromiso, asegurarse de que el talento está en el lugar adecuado, desarrollarlo para conservarlo, garantizar unas condiciones de trabajo propicias para su bienestar y fomentar su desarrollo son retos a los que habrá que enfrentarse en 2023.

Lucia Mititel

Communications and Digital Marketing Manager

Estos artículos también podrían interesarle
Bienestar laboral | 07 Mar 2022
El papel de la motivación en la gestión del estrés

La motivación, en su forma más simple, significa "impulso". Este impulso, es el que nos hace pensar, sentir y reaccionar de una manera determinada en relación a las personas que nos rodean, nuestro entorno y nosotros mismos.

Bienestar laboral | 21 Feb 2022
Cómo identificar el estrés laboral y mejorar el bienestar

Hoy, la presión en el trabajo es una ocurrencia común debido a las diversas demandas que se nos presentan en nuestro lugar de trabajo. Un individuo puede aceptar esta presión cuando cuenta con el conocimiento y los recursos necesarios, así como también, con las expectativas que este tiene.

Bienestar laboral | 27 Oct 2020
El deporte al servicio del bienestar

El ejercicio físico es indispensable para el bienestar físico y mental. Mantenerse activos y comer sano son dos hábitos que deberían tomarse muy en serio, si deseamos estar en buena forma.