Pasar al contenido principal
Motivación y compromiso

Tres soluciones originales para motivar a sus colaboradores

eye 216 Publicado en 23 Mar. 2021
Tres
tag #Motivación

En la red abundan los consejos para aumentar la motivación de sus colaboradores. Proponer horarios flexibles, actividades de teambuilding, crear un ambiente acogedor, tener una comunicación transparente, plantear retos estimulantes, acondicionar un espacio recreativo y de relajación… ¿Le ha funcionado a usted? Seguramente, porque son buenas prácticas, pero a lo mejor no ha funcionado para todo el mundo.

Contemplemos la motivación desde otra perspectiva, haciendo hincapié en la singularidad de cada uno. Prestando especial atención a los intereses personales de sus colaboradores, logrará resultados más consistentes y duraderos. A continuación, le ofrecemos tres pistas sencillas y fáciles de seguir:

Las ganas: encomiéndeles sus tareas preferidas

Tiene un largo fin de semana por delante y puede dedicarse, por fin, a su actividad favorita. ¿De qué actividad se trata? … Imagine que puede ejercer esta misma actividad durante toda su vida y que además le pagan por ello. ¿Qué impresión le causa? Inspirador, ¿verdad? Probablemente, la idea le hace sonreír, y siente entusiasmo al imaginar que se vuelca plenamente en esta actividad. Piensa en la felicidad que le produce e incluso, ¡se pondría enseguida manos a la obra! ¡Ya está! ¡Se siente motivado!

Esta maravillosa energía que nace del interés que se siente por una tarea y por la realización de la misma, es la motivación. Nos permite, a cada uno de nosotros, realizarnos haciendo lo que nos gusta, ser felices, sentirnos en nuestro lugar y nos aporta un profundo bienestar. Esta motivación, prácticamente inagotable, ya que buscamos una y otra vez repetir esta experiencia, tiene un impacto en la productividad y el rendimiento.

Tiene todas las de ganar al tener en cuenta las preferencias de sus empleados por el desempeño de actividades concretas, así como por ciertos tipos de ambiente, compatibilidad de equipo, estilo de trabajo y aprendizaje. Lo ha entendido, asigne a sus empleados sus tareas favoritas y se sentirán motivados para salir de la cama y venir a divertirse… ¡Ups! ¡Trabajar!

La autonomía: déles alas

¿Quién conoce mejor su trabajo que el que lo ejerce diariamente? La respuesta está en la pregunta. A pesar de la evidencia, todavía hay directivos que consideran a sus colaboradores como meros ejecutantes, suprimiendo su iniciativa y tratándolos como niños. Peor aún, con ese afán de querer controlarlo todo para “evitar los errores”, ahogan al equipo e invalidan su autoestima. Mientras que otros, al imponer su forma de hacer las cosas, limitan la innovación y el avance de los procedimientos.

La lista de las consecuencias negativas provocadas por la falta de autonomía de los empleados puede resultar escalofriante. Sin embargo, soltando las riendas y concediendo más autonomía a nuestros colaboradores, los resultados mejorarán y, además, conseguirá tener un equipo motivado.

Dejando un margen de maniobra para elegir la forma de hacer su trabajo y tomar decisiones propias de su rango, pasarán de ser meros figurantes a convertirse en directores. Siendo conscientes de las propias acciones, reflexionamos antes de actuar y nos responsabilizamos.

En definitiva, brindar más autonomía hace que el empleado se comprometa más con su trabajo ya que se siente útil y aporta un auténtico valor añadido.

El reconocimiento: valore a su equipo

¡Estoy orgulloso de ti! ¡Qué buena idea has tenido! ¡Tu opinión es importante para mí! ¡Eres la persona más competente para hacerlo! ¡Guau! ¡Has triunfado con este proyecto!... Sienta bien, ¿verdad? Son algunas palabras agradables de escuchar para cualquier empleado. Nos animan y nos procuran una sensación de omnipotencia. Resulta muy gratificante que nos valoren por lo que somos y lo que hacemos. Resultado: nos sentimos motivados para ofrecer la mejor versión de nosotros mismos.

La gratitud es expresar nuestra consideración hacia una persona por los esfuerzos realizados, sus cualidades y competencias. También consiste en escuchar sus ideas, preguntarle su opinión, creer en su potencial y ayudarla a sentirse viva. Los impactos son considerables ya que la gratitud participa de la autoestima y el sentimiento de competencia. Sintiéndonos valorados, es más probable que desarrollemos la lealtad y el compromiso, al sentir que ocupamos nuestro lugar, y que somos capaces de alcanzar grandes logros.

Mientras que los intereses, la autonomía y la gratitud constituyen sólidas fuentes de motivación, también es posible recurrir a otras prácticas. Como directivo, tiene un papel importante que desempeñar. Cada vez se publican más contenidos que versan sobre las aptitudes interpersonales de los directivos, calificando como directivos inspiradores a aquellos que, por su actitud y ejemplaridad, se convierten en transmisores naturales de motivación para sus equipos. 

Helen Simard

Asesora en gestión de carrera / Consultora psicologa

Estos artículos también podrían interesarle