Pasar al contenido principal
Inteligencia emocional

UN SUPERPODER EN EL TRABAJO: La empatía es esencial para ser un buen líder

eye 2636 Publicado en 05 Jun. 2019
empatia
tag #Inteligencia emocional

Contratar líderes eficaces es uno de los mayores retos para las empresas en el mundo entero. Hasta el punto de que el 86% de los empleados/as lo mencionan como una necesidad «urgente» o «importante», según un estudio de Deloitte University Press. Pero, ¿a qué se debe esta elevada demanda de líderes? La realidad es que la actitud del líder es contagiosa; influye intensamente la cultura o el ambiente de trabajo en toda la empresa. Un líder autoritario puede lograr resultados a corto plazo, pero creará un ambiente de trabajo estresante y tóxico, una situación que cualquier empresa de éxito deseará evitar.

En la actualidad a nivel mundial, las empresas tienen cada vez expectativas más altas en relación a sus líderes. Aunque es adecuado tener un líder comprometido y motivado, un líder de éxito debería poder persuadir a los demás, suscitar el entusiasmo del personal y contribuir al éxito de la empresa a largo plazo. De ahí que la empatía resulte fundamental para el liderazgo. Veamos las razones en detalle:

La empatía garantiza la buena comunicación

Los líderes empáticos/as tienen el deseo de entender y valorar el punto de vista del personal. Tienen la capacidad de aceptar las opiniones sin juzgarlas, aunque no las compartan y tienen en consideración los sentimientos de los demás. Esto no solo genera confianza en el equipo, sino que crea un entorno de trabajo más colaborativo. Las personas con empatía prestan atención a la comunicación no verbal, como las expresiones de la cara o el tono de voz lo que les permite entender mejor a los miembros de su equipo y darles el apoyo que necesitan.

La empatía ayuda a resolver los conflictos

Atendiendo a la cita de Diana Francis: «En situaciones en que el cambio no solo es inevitable sino deseable, el conflicto se vuelve inevitable.» Lo natural en las empresas y organizaciones es que haya divergencia de opiniones en los proyectos o contrataciones. La ventaja de los líderes empáticos/as es que prestan atención a su entorno, son capaces de detectar los conflictos en el grupo de trabajo con antelación y los resuelven con rapidez. Sus compañeros/as les respetan y saben como reaccionarán sus empleados/as, y esto les permite ser diplomáticos y comprensivos en la gestión de conflictos.

La empatía permite tener una visión general

Los líderes empáticos/as se mantienen fieles a la visión de la empresa y sus propias opiniones, pero al mismo tiempo entienden cómo piensan y sienten sus empleados/as. La empatía sobresale como el factor motivacional principal del rendimiento de los trabajadores/as según un estudio con más de 15.000 líderes de todo el mundo. ¿La razón? La empatía hace que los líderes no pierdan de vista los objetivos a largo plazo, mientras se centran en los objetivos a corto plazo y explican con claridad los proyectos que se han vuelto muy complejos.  En otras palabras, los líderes eficaces se conocen muy bien; saben que sus emociones se filtran por toda la compañía y constituyen una fuente de motivación que contribuye al éxito de la empresa.

La empatía es clave para crear un ambiente positivo y productivo en la empresa.

Un líder empático/a es flexible y creativo/a, está abierto/a a nuevas ideas y entiende las dificultades que su equipo puede tener. Esta actitud fortalece las relaciones dentro del equipo, fomenta un ambiente colaborativo y lo que es más importante sienta las bases para que cada empleado/a pueda tener éxito. De hecho, los líderes empáticos/as no se centran únicamente en sus ambiciones personales, sino que se preocupan por el desarrollo profesional de su equipo. Esta competencia resulta aún más relevante si se considera la información de un estudio de Businessolver, en que se encontró que cerca del 31% de los empleados/as consideran que lo único importante para su empresa son las ganancias y que ésta no se preocupa por sus trabajadores/as. Disponer de un líder capaz de invertir esta percepción de los trabajadores/as que apoye, se relacione con los/as miembros de su equipo y les influya de forma positiva creará un ambiente de trabajo positivo.

La empatía es fundamental para el liderazgo eficaz. Transforma por completo el entorno de trabajo haciéndolo más colaborativo, más positivo y en el que exista un mayor entendimiento. Se puede concluir que la presencia de líderes eficientes con capacidad de empatía en la empresa es esencial para tener un ambiente de trabajo positivo y una verdadera cohesión del equipo de trabajo.

 

Sydney Lucken

Former Editorial and Communications Assistant, Central Test UK

Estos artículos también podrían interesarle
Inteligencia emocional | 07 Dic 2020
Los beneficios de la bondad para su propio bienestar

La amabilidad es una forma altruista de comportarse. Significa hacer el bien a los demás sin esperar nada a cambio. Entender las emociones de los demás es una habilidad, y ser amable ha demostrado ser beneficioso a largo plazo.

Inteligencia emocional | 20 Jul 2020
3 aspectos clave para desarrollar la inteligencia social

Las habilidades sociales forman parte de las competencias más valoradas en el mundo empresarial, sobre todo en perfiles directivos. Esta habilidad que es natural en algunas personas, se puede desarrollar con bastante facilidad, aunque es necesario tener una actitud positiva.