Pasar al contenido principal
Desarrollo de competencias

Dime quién eres y te diré qué competencias tienes que desarrollar

eye 147 Publicado en 26 Apr. 2021
Dime
tag #Desarrollo de competencias

Un poco de cultura general. ¿Quién dijo «Conviértete en quien eres»? ¿Fue Pindare, un poeta griego de la antigüedad? ¿Nietzsche, un filósofo alemán contemporáneo? ¿O Central Test, un editor internacional de test psicométricos? La respuesta correcta es… ¡las tres! Pindare fue el primero que lo dijo, Nietzsche lo reiteró y Central Test ha hecho de este dicho su bandera.

Para Pindare, esta fórmula era una invitación para descubrir su ser y reinventarse. Nietzsche lo interpretó de otra forma, partiendo de la hipótesis de que uno no sabe realmente quién es. Y Central Test ha aunado estos dos puntos de vista para permitir que cada uno descubra quién es realmente y aprovechar al máximo sus talentos. 

Es difícil conocerse

Nietzsche había acertado puesto que no resulta fácil conocerse. Compruébelo usted mismo: ¿Puede mencionar sus veinte mejores cualidades? Veinte. Puede parecerle un número demasiado extenso y, sin embargo, no lo es. La mayoría de los referenciales que proponen identificar sus competencias, enumeran por lo general unas cincuenta, sin llegar a ser un listado exhaustivo. Tenemos muchas más cualidades de las que creemos. Sin embargo, no nos resulta fácil identificarlas.

La evaluación psicométrica nos da el empujoncito necesario para identificar las competencias, y nos impulsa de manera potente hacia el autoconocimiento. Las personas que se han prestado a este ejercicio, suelen quedarse atónitas con los resultados. Por un lado, al ver el abanico de competencias que poseen y, por otro, al descubrir competencias insospechadas, a menudo desaprovechadas. ¿Eso vendría a decir que no utilizan su potencial como deberían?

¿Para qué conocernos?

Volvamos a nuestra cita filosófica para analizar el verbo “conviértete”. Con la forma imperativa, la entendemos como una orden de mejorar. Descubrir quienes somos parece una forma preliminar de conseguirlo. Nos interesa doblegarnos a esta orden ya que el autoconocimiento sólo aporta ventajas.

El autoconocimiento consiste en saber quién soy, lo que me motiva, lo que valgo, de qué soy capaz y hacia dónde puedo ir. ¿No le parece que se facilita la vida profesional teniendo acceso a toda esta información?

Concretamente, esto significa que puedo saber lo que me conviene para tomar decisiones que coincidan con mi forma de ser. Puedo responder adecuadamente a mis necesidades para estar satisfecho. Puedo poner todas mis cualidades, fortalezas y competencias al servicio de mi empleabilidad y crecimiento profesional. Puedo ser consciente de mi potencial y mis talentos para aprovecharlos al máximo y tener ese fabuloso sentimiento de competencia. En resumen, puedo convertirme en quien soy para ser feliz y sentirme realizado.

Del autoconocimiento al desarrollo de las propias competencias

Convertirnos en lo que somos conlleva una búsqueda permanente de nuestro ser, que nos permite avanzar en nuestra trayectoria profesional al mismo tiempo que reciclamos nuestras competencias. En cuanto a las competencias, tenemos varias. Aunque todas las competencias sean susceptibles de ser desarrolladas, un individuo no puede desarrollarlas todas (sí, puede volver a leer la frase para asimilarla mejor). Un individuo puede desarrollar todas sus competencias. Analicemos este aspecto con detenimiento.

¿Prefiere perfeccionar competencias que ya posee o desarrollar competencias que no domina? Las dos respuestas parecen válidas, pero lea el ejemplo siguiente antes de contestar…

Piense un segundo en sus debilidades… Por ejemplo: ¿Es usted desorganizado, desea tenerlo todo bajo control, o es perezoso?... ¿Le interesa realmente desarrollar competencias organizativas, de relajación y reactividad? Piénselo, ya que, la cara opuesta de esta debilidad no es la desorganización sino la adaptabilidad. Tampoco significa que usted sea controlador sino prudente, ni perezoso sino zen.

Entonces, ¿por qué se empeña en tomar el camino opuesto e ir a contracorriente de usted mismo? No se trata de desarrollar cualquier competencia. Ya tiene un capital de competencias. Mejor descúbralo y hágalo fructificar. Su vida profesional será más llevadera, agradable y coherente con su forma de ser.

Conclusión

Estamos destinados a evolucionar permanentemente y a desarrollar nuestras competencias para avanzar y seguir nuestra trayectoria profesional. Conviértete en quien eres: en otras palabras, no deberías ir en contra de lo que eres y arriesgarte a perderte en el proceso, pero en cambio descubrir quién eres para caminar de la mano de tu ser. Aunque esta cita ha estado de moda hace 2000 años, hoy en día disponemos de recursos para reforzar el autoconocimiento y convertirnos realmente en quienes somos.
 

Helen Simard

Asesora en gestión de carrera / Consultora psicologa

Estos artículos también podrían interesarle